LEMA

! POR LA LIBERACION ECONÓMICA, CULTURAL Y POLÍTICA DE NUESTROS PUEBLOS !







11 junio 2011

¿QUIENES SON LOS HALCONES?

                     

El grupo paramilitar que hace 40 años agredió y asesino a decenas de estudiantes, en el jueves de Corpus Christi, había sido formado por ordenes  de  Alfonso  Corona  del  Rosal  y por Alfonso Martínez Domínguez, ambos regentes del D.F. durante los gobiernos de Díaz Ordaz y Echeverria.

Los Halcones fueron adiestrados por oficiales del ejército y de la policía y reclutados entre jóvenes de
pandillas de colonias marginales tanto del Distrito  como del Municipio de Netzahualcóyotl en el Estado de México.

Desde 1968 habían agredido a los estudiantes que participaban en el Movimiento, atacando las escuelas de la  UNAM  y del  POLI,  fuertemente armados  y abordo de camiones del Departamento del Distrito Federal

 Los halcones eran entrenados y adiestrados para reprimir, en la cuchilla del tesoro (atrás del aeropuerto)
Varios de estos jóvenes halcones, después de disolverse (por el escándalo y la evidencia de su existencia el  10  de junio),  pasaron  a  formar  parte de diversas policías  y fueron parte de la “guerra sucia” que en la década de los 70s, reprimió a los grupos insurgentes.

Se puede afirmar que todos los gobiernos posteriores, tanto del PRI como del PAN, siempre han utilizado grupos paramilitares al estilo de los halcones, para  reprimir a los disidentes y movimientos, opuestos al régimen.

El caldo de cultivo para reclutar a estos paramilitares, es el lumpen,  que en el diccionario se define como: “grupo social urbano formado por los individuos más marginados”, quienes sin consciencia social, ni valores, son capaces de agredir, violentar y matar, convirtiéndose en mercenarios al servicio del poder.

Muchos de los grupos de la llamada delincuencia organizada, tienen su origen y su perfil en halcones de este tipo, que han sido organizados y financiados por el propio gobierno.

 Si a los estudiantes en 1968 y 1971, no se nos hubiera  reprimido por el Estado déspota y autoritario, y se hubieran abierto realmente cauces democráticos, -tal como la llamada Marcha de la Paz lo exige hoy-, seguramente no estaríamos viviendo la tragedia que  asola a nuestra Patria.

La mejor forma de combatir la violencia y a estos grupos, es luchar contra la desigualdad y la marginación, con políticas educativas, de empleo, de salud, de vivienda, de recreación, etc. que la izquierda históricamente reclama y puede implementar.

¡ POR LA LIBERACIÓN ECONÓMICA, CULTURAL Y POLÍTICA DE NUESTROS PUEBLOS ¡
.............................................................................................................................

10 DE JUNIO DEL 71, LO VIVÍ DESDE LA ESIME
(TESTIMONIO DE ROLANDO BRITO RODRÍGUEZ)



40 años han pasado desde aquel 10 de junio del 71, en donde las fuerzas paramilitares del Estado mexicano, denominados los “halcones” masacraron a una marcha pacífica de estudiantes politécnicos, universitarios y normalistas.

Una marcha que se convocaba para apoyar a los estudiantes de la Universidad Autónoma de Nuevo León, y que después de la masacre del 68, era la primera que sé había podido organizar en medio de un clima represivo que sé sentía desde esa época. prácticamente  desde el 2 de octubre del 68 no sé había podido salir a las calles a manifestarse, puesto que cualquier intento de marchas o mítines, era inmediatamente disuelta por la caballería de granaderos.

Los Comités de Lucha eran los herederos de los Comités de Huelga del 68, pero sus miembros   habían sido, amenazados, golpeados o expulsados, por parte de las autoridades y los “porros” y muchos aun permanecían encarcelados como Mastache,  Gamundi, y Álvarez Garín del Poli, por lo que en muchas escuelas habían prácticamente desaparecido.
En la ESIME  habían secuestrado a Mario Ortega  y Héctor Jaramillo, el cual nunca apareció.

Sin embargo en el Politécnico, pese a toda esa represión, todavía sobrevivían varios comités de lucha, sobre todo a nivel superior; ESIME. ESE. ESIA, ESIQUIE, ESFM, ENCB, eran de los comités en donde el activismo seguía en pie.

En particular yo había vivido en la Vocacional 1, el movimiento del 68,   había estado en Tlatelolco, y fui representante  ante el Consejo Nacional de Huelga (CNH), posteriormente había sido expulsado del Instituto, y solo con la “promesa”  de no volver a participar políticamente, se me permitió inscribir a la ESIME.
 
A finales del 70 entré a la ESIME-Allende, dónde se cursaba el primer año de la carrera, y el primer semestre  lo pase  dedicado a la vida académica, y ocasionalmente iba al local del Comité de Lucha, en donde la actividad política era prácticamente nula, ahí Gameros+ a quien conocía desde la Vocacional, era  el encargado del local, y llegaban  compañeros de Zacatenco; Iván, Liu, Flores, Santillán, Aparicio, Píndaro+. 

Allende 38 es el edificio histórico de la ESIME  que fue el Convento de San Lorenzo,  expropiado por Benito Juárez y donde se fundó la Escuela de Artes y Oficios, convertida en Escuela Practica de Ingenieros Mecánicos y Eléctricos (EPIME) antecedente de la actual Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME).


Así transcurrió el primer semestre del 71, hasta que días antes del jueves de corpus, apareció propaganda citando a la marcha del Casco de Santo Tomas, al Monumento a la Revolución para apoyar a la UANL, entonces yo fui en forma casi espontanea e intuitiva, como acudía a anteriores marchas fallidas, ya que el “gusanito” de la participación, siempre estuvo latente.

Esa tarde llegamos a reunirnos en el Casco y yo busque la manta de la ESIME, y resulta que éramos un buen número de esimios que ahí estábamos, y en general los contingentes de las diversas escuelas eran numerosos, desde el 68, no veíamos una marcha tan concurrida.

El ambiente en el Casco era como tenso, pero al mismo tiempo festivo, hacia muchos meses que no nos habíamos podido reagrupar los estudiantes, y aunque había rumores de que nos iban a reprimir, nos valía madres……

Lo importante era estar ahí, volver a sentir  el ambiente, gritar nuestras consignas, enarbolar nuestras banderas. POLI-UNAM ¡unidos vencerán! ¡Únete pueblo!  ¡Che, Che Guevara, Lea, Lea, la chingada! ¡Huelum! ¡Goya!

El contingente de la ESIME marchaba atrás del de la Prepa Popular, entre los compañeros que recuerdo cerca estaba  Enrique Ruiz Castillo (“El Piolín”+) que era mi cuate desde la Voca 1.

Íbamos por la av. de los maestros al lado de la Normal, todos en forma combativa gritando consignas. y de repente por una calle perpendicular, se introdujo un grupo con banderas del Che, de mezclilla y tenis, y empezaron a agredir con kendos, entonces los de la Popular repelieron la agresión.

Los de la ESIME tratamos de mediar entre los dos bandos, cuando de repente empezaron a sonar las ráfagas de metralleta. y entonces empezaron a caer compañeros. las balas nos zumbaban, y yo recuerdo que un compañero cayo herido y entre el pánico, algunos nos acercamos a levantarlo, y para ese entonces la puerta lateral de la Normal ya estaba abierta, y por ahí entramos con el  herido, algunos decían que lo dejaramos ahí, pero otros dijeron que quedarnos era estar en una trampa, y preferimos salir por la puerta que va a San Cosme.

Así con el herido a cuestas, íbamos hacia el cine Cosmos, porque vimos a un contingente, pero alguien alerto; ¡son halcones!, y nos metimos por calles cercanas, vimos un consultorio privado y ahí dejamos al compañero, algunos se quedaron con él, y los demás seguimos en la escapada,  eran ya como las 6 o 7 de la tarde, y como pude regresé a Allende,  había aun clases  y pasamos a denunciar ante los grupos la agresión que en esos momentos continuaba en el Casco y la Normal, recuerdo que entré a mi grupo ,  y la maestra de matemáticas,   empezó a decir, ¿que para que fuimos a la marcha?, que eso iba a pasar…

Eso fue el jueves de corpus. el día de las mulas, por las noticias decían que había sido un pleito entre estudiantes, luego nos enteramos que habían matado  o rematado, incluso a los heridos que estaban en la Normal y en  la Cruz Verde.

A la semana siguiente, en el local del Comité  de Lucha nos reunimos los que habíamos estado en la marcha, y ahí llegaron camaradas como; el Bigos, Pacheco, Troskito, Cocula, Camel, Chiapas, Guerrero, Genarito, el Cris, Plata, el Rojo, Galarza y muchos otros que escapan a mi memoria, ¡y empezamos a organizarnos!

Lo triste es que los estudiantes de ahora, no reaccionan y no se organizan ante tanta injusticia, violencia  y desigualdad que hay en nuestro País.

¡Pero como dijo alguien, mientras haya juventud, hay esperanzas¡

¡ 10 DE JUNIO NO SE OLVIDA ¡


10 de corpus.
Leopoldo Ayala

Nunca el presente es intocable, si nos lo han hecho.
Y para desenmascarar a las palabras es preciso antes
haber enmascarado a las palabras; cuestión de método, pero también cuestión de cobrar a plomo nuestra vida.

Sagrado corazón de Jesús ya le dieron en la mano pobrecito, Hijo de la chingada éste es peor que el otro pobrecito,

Hoy es jueves para el cuerpo como 71 de nosotros.
Hay que decir las horas y hay que costear las municiones
los tanques antimotines por primera vez
las varillas eléctricas E. M.
Hoy es jueves como muerte para el pecho y los periódicos.

Una bomba de gas lacrimógeno.z
La mano de explosión de un granadero.  Y las 5.05 de la tarde.
"Aquí Teniente Jasso, oportunísticamente son unos seis mil..."
"Acaba de salir una camioneta con propaganda
y posiblemente con varios líderes, deténgala".

La marcha era para fundir lo que jamás termina
para que la vida no cayera derribada.
Y los pedazos lejanos por los antiguos cuerpos
compañeros durarán el echo de que ya avanza.
La poesía está en la calle.

Con una limpidez extraña de seguir, de continuar
de ser para siempre más grande que sus pasos: la columna.
Del brazo. De espalda a pecho de canto a palabra.
Ya no dibujen las palabras. ¡Vívanlas!

La marcha era para continuar la lucha interrumpida
para generar la materia decisiva.
¡La marcha era para marchar con la libertad a cuestas!

4 p.m. más de 10 000 estudiantes, obreros, pueblo.
Santo Tomás Instituto Técnico. Av. de los Maestros y san Cosme.

Al cruzar por Sor Juana los granaderos con armamento de alto poder, nos detuvieron por primera vez.
Mexicanos al grito de guerra el acero aprestad y el bridón y retiemble en sus centros la tierra al sonoro rugir del cañón.
Pasámos. Fue la única alegria en los rostros.
Confiados, caminamos.
Interceptadas por onda corta
se grabaron las comunicaciones policiacas.
"Los tengo detenidos qué hago con ellos..."
¡Salta la palabra a la calle y se hace manifestación!

La autoridad a mi cargo no tiene número oficial de muertos.
La imaginación del pueblo hace ver...
No se permitirá ni se tolerará ninguna manifestación pública.
Los jóvenes son inclusive engañados, porque no están encausados dentro del camino de la auténtica revolución.
¡Esa V no se ve!  ¡Esa V no se ve!
Aquí teniente, que entren en acción los halcones...
ahí vienen... protéjanlos, protéjanlos. ¡Protéjanlos!

El primero que cayó fue un obrero de Ayotla Textil
como una bóveda oscura su pecho enrojeció
ahondando entre la gente su mirada latía toda esperanza
intentamos avanzar, pero sonaron los disparos como un soplo caliente rojo.

Quiso decir algo pero su aliento fue como una tela negra
en medio de la calle.
Nos dispersamos, corre conmigo. No te separes.

Yo no sé yo que quería, íbamos contra la agonía
llevando nuestro miedo entre las manos
permanecimos boca abajo, pegados contra el suelo en sismo
las ametralladoras, los fusiles, las metralletas
saltaban la barda guareciente.

Agáchate pendejo cuando pasen nos salimos
unos corrieron al panteón inglés y les pegaron
otros se escondieron, los más fueron derecho a la Normal
ahí es donde los querían meter fuego a fuego
colocados en el centro sin que pudieran salir.
Ahí estuvieron hasta pasadas las 12 pm.

Fábrica de poesía sin vida son las 21 hrs la ciudad en junio se mantiene como siempre en calma.
Nosotros nos metimos en un puesto de tiro sport, en una feria.

Por aquí joven, están escondidos adelante.
Adentro había un muchacho jorobado
y una mujer rasgándose los brazos. Pobrecito. Protégelo Señor.

¡Ahí la muerte ocupando la calle a bocacalle!
Ahí los cuerpos y los disparos resonando casi 2 horas o tres años.
Y otra vez los mismos días como gérmenes humanos.
Y la mandíbula del dolor y de la rabia.

Qué hacer, ¡carajo!
Cuando se ve la pierna colocada como trapo rojo
y el cuello y los brazos y las bocas batidas y atenazadas.

(a las 40 horas como hijo sonoro nació mi segundo hijo.
yo todavía tenía en la ropa el olor a población y a pólvora
y no podía asentar fuerte los zapatos por miedo a atropellar  alguna cosa).

¡Qué decir otra vez tirado como un túnel
frente a la arremetida de la muerte!

Márquez. Argüelles. Vargas. Manuel. Beltrán.
Guzmán. Moreno. Martínez Campos. Treviño.
Barrera. Jorge de la Peña. Jésica de 4 años. Lilia de 3 meses.
Más de 42 muertos dijeron en la universidad,
entre 75 y 125 llevados al Campo Militar #1.

Las aperturas democráticas.
Un diálogo verdadero con el gobierno.
Se puede gobernar para la burguesía y para el pueblo.
Cuántos más claudicarán y silenciosos y ocultos
maniobrarán y confundirán. Alerta compañero.
El sentido revolucionario es uno y sólo lleva el golpe frontal.

Cerca de mi, los cadáveres se defienden inútilmente.
Habrán de despedazarlos queriendo arrojar en la autopista
su luz sus puños cerrados, la alzada de su responsabilidad joven
a prueba de tanto mexicano de mierda,  esos cadáveres son ejército que refuerza que señala lo que aumenta el hombre,
lo que hace a nivel de sangre probar ser hombre.

A las 18.15 pm; buitres y halcones policías
arrasaron a metralla la cruz verde, asesinaron las camas
el lamido blanco de los uniformes, las orejas heladas de los heridos;
y entre el cerco tambaleante de los frascos de suero
los araron profundos.

Pero un día esos cadáveres agredirán el balcón de Palacio
los patios de las fábricas, el barbecho,
las pantallas de cine y televisión
la voz mediatizante de intelectuales y cultos maestros
y la imbecilidad de la oficina, agredirán.

La realidad ajusticiará al pasivo espectador.
Cinco especies de dedos detienen todo lo que he escrito.
Un sudor endurecido forcejea con mi país.

¡Por nuestros compañeros caídos
no un minuto de silencio sino toda una vida de lucha!

Vea la pélicula "Terrorismo de Estado"
                            http://mexicodesgraciado.blogspot.com/2007/04/10-de-junio-de-1971.html

1 comentario:

gh dijo...

Muchas GRACIAS por la información y por tu relato. Sólo así conoceremos la VERDAD. Una pregunta: Mencionas que gobiernos “tanto del PRI como del PAN, siempre han utilizado grupos paramilitares al estilo de los halcones” ¿Me podrías precisar exactamente cuales grupos se utilizaron en los sexenios del PAN? Muchas GRACIAS de antemano. ¡Saludos!